Tras finalizar el plazo de 6 meses al que estaban obligadas las empresas, que se acogieron a los primeros ERTES, para mantener el empleo, las previsiones son de más de 200.000 despidos hasta finales de año, pudiendo llegar a 300.000.

Ahora bien, la situación actual, con la epidemia en crecimiento, y las nuevas medidas que se están aplicando para contenerla, van a conducir a un empeoramiento de la situación económica que puede conducir a un mayor número de despidos. Hay que tener en cuenta que a esos cientos de miles de despidos se le sumarán las bajas de autónomos que pueden llegar a 150.000 y que a su vez pueden conducir al despido de más empleados.

En definitiva, comienza ahora un periodo de destrucción de empleo que parece ser que continuará en los primeros meses de 2021 cuando comiencen los concursos de acreedores o cuando las empresas que se acogieron a los créditos ICO se encuentren con dificultades que les compliquen cumplir con sus compromisos.

Recientemente se publicaron los resultados de una encuesta del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos de España que aporta datos que no son demasiado esperanzadores y que ponen de nuevo de manifiesta la muy difícil situación por la que está atravesando el país.

Según los Gestores Administrativos:

  • El 56% afirman que sus clientes están teniendo problemas de cobro, frente a solo el 28% que confirman que no lo están teniendo.
  • Entre las empresas que tienen problemas de cobro, un 86% de los Gestores Administrativos piensan que pasarán por problemas graves en los próximos meses.
  • El 82% mencionan que sus clientes todavía no han recuperado el nivel de ingresos anterior a la crisis originada a raíz de la epidemia.
  • El 79% de los Gestores Administrativos confirman que sus clientes han necesitado liquidez adicional debido a la pérdida de ingresos.
  • Un 83% piensa que sus clientes tendrán problemas de liquidez en los próximos meses.
  • La previsión que hacen sobre la morosidad en pymes y autónomos es que se incremente un 91%.
  • El 11% de los clientes de los Gestores Administrativos ya están presentado concurso de acreedores.
  • En cuanto a la utilidad de los ERTES, los Gestores dividen su opinión sobre su utilidad pues un 46% opina que sí está siendo útil para evitar despidos, mientras que otro 46% opina que no no ha sido una herramienta fundamental para evitarlos.
En Cepresa disponemos de un servicio especializado para empresas que necesitan despedir a trabajadores.