Como ya hemos mencionado en varias ocasiones, los sitios web han ido ganando importancia dentro de las empresas hasta llegar a una situación en la cual no se concibe la puesta en marcha de un nuevo proyecto empresarial si que tenga su presencia en la red.

Ahora bien, estar en Internet no es equivalente a sacarle partido a esa presencia digital. Lo que de verdad importa es que gracias a nuestro sitio web podamos conseguir nuevos clientes/ventas, o que por lo menos no sirva de ayuda para que quienes buscan una referencia de nuestra empresa encuentren lo que a nosotros nos interesa.

Por lo tanto, para dar ese paso con ciertas garantías de éxito, tenemos que evitar una serie de errores, o dicho de otra manera, es obligado que lo hagamos bien en ciertos aspectos clave. Vamos a ver cuáles son:

  • Tener un sitio web bien diseñado es fundamental, y en la actualidad no resulta nada caro si recurrimos a temas prediseñados que podemos modificar atendiendo a nuestras preferencias.
  • Procura mantener con “vida” tu sitio web, es decir, introduce nuevo contenido con cierta periodicidad pues para las personas que conozcan por primera vez tu empresa gracias a Internet, tu sitio web será como la materialización de la empresa. Tenerlo abandonado es equivalente a tener poco interés en tu proyecto empresarial. Sobre todo evita tener zonas de contenido con fecha de varios años atrás.
  • Mantén actualizados tus programas y aplica medidas de seguridad adicionales. No hay nada que ofrezca peor imagen que un sitio web hackeado y con contenido publicado por quienes han aprovechado alguna vulnerabilidad.
  • Ofrece varios métodos de contacto. Correo electrónico, teléfono, formulario, chat… de esa manera tus visitantes no tendrán ningún problema para contactar, seleccionando el sistema que prefieran.
  • Intenta responder con rapidez a los usuarios que consulten a través de Internet. En algunos casos en los que las consultas se repiten con frecuencia, puede ser interesante crear una sección de preguntas frecuentes, o se pueden crear guías, por ejemplo, en formato pdf.
  • La presencia en redes sociales te asegurará una mayor exposición, y también te ayudará a generar una mejor imagen de tu empresa siempre que aportes contenido que pueda ser útil para tus potenciales clientes.
  • Google es en España la principal fuente de clientes gracias a las consultas que hacen sus usuarios en el buscador. Sin embargo, los resultados naturales u orgánicos, en los que aparecen las páginas de los sitios web, no son los únicos que se muestran en el buscador. Poner en marcha una campaña de AdWords, nos permitirá llegar, con bastante precisión, al público que más nos interesa, pues ese tipo de resultados tienen prioridad en Google.
  • Debes de estar atento ante posibles comentarios sobre tu empresa que aparezcan en Internet. En ocasiones en foros, o blogs, se añaden comentarios críticos sobre algún mal servicio. Una manera muy eficaz de estar informado sobre publicaciones que aparecen sobre nuestra empresa es crear una alerta en el servicio que Google ha creado: https://www.google.es/alerts
  • Sé realista con el presupuesto que dedicas a Internet. La idea de lo gratuito que durante tanto tiempo se asoció a este medio tan solo podrá asegurarte una presencia mediocre que transmitirá una mala imagen de tu empresa. Si piensas llevar adelante tu proyecto en Internet sin ninguna ayuda, sé consciente del tiempo que tendrás que dedicarle.
  • Sé paciente y constante. Si te planteas objetivos de mejora a largo plazo, y haces un buen trabajo, los resultados llegarán.