Muy frecuentemente, cuando se pone en marcha un proyecto empresarial, se busca un nombre de dominio que coincida con el de la nueva empresa, o bien, ante la dificultad que podemos encontrar por el gran número de nombres de dominios registrados, se opta por alguna combinación que esté libre.

En los últimos años se pusieron disponibles nuevas extensiones, al margen de las habituales .com, .net, .org, .es… que ampliaban las posibilidades para registrar un nombre de dominio que sí estuviese libre, sin embargo esas nuevas extensiones no llegan a ser tan populares como las que tradicionales.

Dónde puede consultar si un nombre de dominio está libre

Esto lo tiene realmente fácil pues prácticamente en cualquier registrador de dominios va a tener la posibilidad de consultar si el nombre que desea está libre.

Algunos de los registradores de nuestro país que puede consultar son: DonDominio, Piensasolutions, Arsys

Completar un registro es un proceso muy simple y, también, muy económico, pues el precio de las extensiones más comunes no suele superar los 10-15 euros al año.

¿Es acertado registrar cualquier combinación de palabras para los dominios?

Ante la dificultad para registrar un nombre de dominio, sobre todo cuando una sola palabra ya está registrada (esto es lo más habitual) se suele empezar a probar con combinaciones que también podrían considerarse válidas, como el nombre de la empresa y a lo que se dedica, o su principal servicio, o alguno de sus productos destacados.

Así, por ejemplo, si una empresa (ficticia) tiene como nombre La Chocolatería, vemos que en cualquier consulta se nos muestran ocupados las más comunes extensiones .com y .es, sin embargo otras como .eu, .info, .org… sí están libres. Sin embargo, por alguna razón esas extensiones se consideran secundarias, como si fuesen un segundo plato que no suele ser del gusto de la mayoría de empresas. Así que se opta por buscar otros nombres que sí estén libres con las extensiones .com y .es, y en esta búsqueda se empiezan a añadir palabras.

Utilizar un nombre de dominio como chocolates-lachocolateria sí que sería posible pues a pesar de ser un tanto redundante arroja en nuestra búsqueda que todas las extensiones están libres.

Tal vez más acertado podría ser lachocolateria-madrid que añade la localización al nombre de la empresa.

Este tipo de combinaciones se pueden considerar válidas, y no tienen mayor problema que la acumulación de palabras que le restan “frescura” e inmediatez, e incluso facilidad para recordar el nombre.

Ahora bien, hay que tener cuidado con los nombres que acumulan palabras clave, es decir, palabras que identifican a lo que se dedican las empresas (chocolates-lachocolateria-madrid) porque Google puede considerar que estamos buscando forzar de alguna manera las ventajas que pueden tener esas palabras en el posicionamiento. En ese caso, y sobre todo cuando ciertamente nos excedemos en algunas prácticas de posicionamiento, podemos terminar con el sitio web perdiendo y no ganando posiciones en el buscador.

La acumulación de palabras clave en los nombres dominio, buscando sobre todo que coincidan con búsquedas de nuestro interés, es decir, los nombres conocidos como EMD (Exact Match Domain) perdieron la mayoría de las ventajas que podían ofrecer en el posicionamiento desde hace bastantes años, y de hecho así lo anunció Google, que reduciría la presencia de estos dominios, asociados muy frecuentemente a páginas de baja calidad, en los resultados de búsqueda.

Además, uno de los mayores inconvenientes de la utilización de dominios que intentan ajustarse a búsquedas comerciales (abogadosennavalcarnero.com/.es) es que anulan por completo el valor de la marca, y lo que se está transmitiendo con ese nombre es que la marca de la empresa carece de valor.

Registrar el nombre de dominio sin registrar la marca

Sigue siendo uno de los mayores errores. La marca termina siendo en demasiadas ocasiones la gran olvidada en muchos de los proyectos que tienen cierta importancia en Internet. Se considera que lo importante es encontrar un nombre de dominio que esté libre, pero ni se tienen en cuenta que ya puede existir alguna empresa que tenga esa marca registrada.

Lo que puede suceder si registramos un nombre de dominio que esté libre que coincida con el nombre de la marca de otra empresa es que lo terminemos perdiendo pues el propietario de la marca puede reclamarlo alegando que actuamos de mala fe para aprovecharnos de ese nombre.

Cómo proceder en la elección del nombre de la empresa, el nombre de dominio y la marca

Precisamente ahí está la clave. A la hora de buscar un nombre para la empresa lo más aconsejable, sobre todo teniendo en cuenta la importancia que tiene en la actualidad Internet, es que busquemos al mismo tiempo nombres de dominio libres y marcas que no estén registradas.

Para consultar por las marcas podemos hacerlo en este buscador de marcas.

De esa manera podremos garantizar que nadie nos reclamará nuestro nombre de dominio y que podremos elegir un nombre con el que no se le reste importancia a nuestra marca.