Si hay una diferencia que destaca sobre casi todas las demás en los proyectos que se ponen en marcha en Internet es la capacidad que tiene esta red para capitalizar el trabajo ajeno beneficiando proyectos que saben no sólo atraer a usuarios para que participen con su trabajo sino que además saben aprovechar las oportunidades que ofrecen otros proyectos puestos en marcha tiempo atrás.

Vamos a abordar en este artículos estos dos temas porque, por lo general son desconocidos por bastantes empresas.

Usuarios que participan en tu proyecto

Sabemos que conseguir visitas de calidad es un objetivo que persiguen muchas empresas en Internet.

Una visita de calidad sería aquella que en algún momento podría aportarnos algún beneficio. Lo que sucede es que las visitas llegan con la misma rapidez con la que se van, así que fidelizar a esas personas es una de las tareas que debemos proponernos.

Si a quienes llegan a nuestro sitio web les ofrecemos contenido de calidad, lo más probable es que guarden en el apartado Favoritos de su navegador nuestro sitio web y regresen cada cierto tiempo.

Ahora bien, ¿por qué no nos proponemos que esas personas trabajen para nosotros?

Puede parecer una propuesta extraña, ¿acaso vamos a contratar a todas las personas que entren en nuestro sitio web? Realmente no es esa la idea que cada vez más empresas ponen en práctica. Lo que hacen es construir un sitio web donde los visitantes se convierten en usuarios con herramientas gratuitas a su disposición. Lo hacen así quienes, por ejemplo, ofrecen sistemas de blogs gratuitos, o quienes crean sitios web dedicados a compartir experiencias de viajes, o quienes ponen a disposición de sus usuarios foros donde compartir conocimientos. El gran beneficio para estas empresas es que reúnen en torno a su sitio web a una comunidad de personas interesadas en un tema específico y esto, como ya podemos imaginar, tiene un valor enorme pues por medio de publicidad en sus páginas, o mediante boletines, se les puede informar a miles, o incluso cientos de miles de personas, sobre lo que vendemos o los servicios que ofrecemos.

 

Aprovechando el trabajo ajeno

Lo que podemos conseguir en Internet no solo tiene que valorarse por lo que hacemos en nuestro sitio web. La idea de que sólo tiene sentido trabajar en el “lugar” que es enteramente nuestro, o que sólo debemos de invertir en lo que está a nuestro nombre, nos conducirá a perder multitud de oportunidades de negocio.

Como sabemos el posicionamiento en Google es una cuestión que siempre debemos de plantear a medio o largo plazo, pero eso no quiere decir que no podamos beneficiarnos del posicionamiento en el corto plazo.

Si nuestras páginas no están entre las primeras en los resultados de búsqueda, ¿por qué no contratamos publicidad en otras que si lo están?

Esta estrategia consiste, en cierto modo, en beneficiarse del trabajo que otras personas hicieron, meses o años atrás, gracias al cual sus páginas se posicionaron allí donde a nosotros nos gustaría estar. Puede que sean propietarios de blogs, o de sitios de noticias, que seguramente aceptarán con agrado que una empresa les pague por mostrar un anuncio.

En este mismo sentido, otra manera de aprovechar lo que no es de nuestra propiedad consiste en la participación en foros donde se tratan temas que son de interés para nuestra empresa. Por ejemplo, una empresa que se dedique a vender productos de jardinería podría conseguir bastantes clientes si participase en un foro dedicado a las plantas.

 

Como estamos viendo Internet no funciona de la manera tradicional a la que estábamos acostumbrados. En el mundo “off line” sería poco probable que miles de personas se pusieran a trabajar para nosotros, dedicando su tiempo y aportando sus conocimientos o experiencia, sin una compensación económica. Tampoco sería fácil aprovechar la presencia destacada de esas empresas para colocar en sus edificios, coches o material de empresa, nuestra publicidad.

Sin embargo, en Internet todo eso sí que es posible, aunque habría que matizar que en el mundo “on line” todo esto se hace de otra manera, pero en cualquier caso el beneficio para nuestra empresa sería real.